Los gatos negros dan mala suerte. ¿Cómo surgió este mito?

gatos negros

Pequeño Científico, ¿sabes por qué los gatos negros están asociados a la mala suerte? ¿Sabes de dónde surgió este mito que llevó casi a la extinción de estos felinos? Continúa leyendo nuestro blog para descubrir el por qué.

 

En el Antiguo Egipto los gatos eran adorados y eran considerados excelentes animales de compañía, pues eran ellos los responsables de eliminar las plagas de ratas que existían en las ciudades. Admiraban los gatos negros, una vez que veneraban a la Diosa Bastet, que tenía la forma de felino con pelusa negra.

 

Llegada de los gatos negros a Europa

Los gatos negros llegaron a Europa a través de los griegos. Estos tenían una gran admiración por las costumbres egipcias, de esta forma llevaron al animal a Grecia y, consecuentemente, se extendió por todo el continente.

En Europa, en la Edad Media, la Iglesia Católica era poderosa y tomaba decisiones que tenían bastante impacto en la sociedad.

A finales del siglo XII, en Francia, se inició un proceso llamado “Inquisición”. Este proceso consistía en perseguir a personas sospechosas de brujería y herejía, siendo luego condenadas. Normalmente los sospechosos eran mujeres solitarias y misteriosas que tenían gatos negros como animales de compañía. Así, varias teorías comenzaron a surgir sobre estos animales:

  • La iglesia comenzó a sospechar que las “brujas” usaban los gatos negros para cometer actos de brujería y practicar hechizos malignos;
  • La gente pensaba que los gatos eran un camuflaje usado por las “brujas” por la noche. Así no eran cogidas y podían practicar sus brujerías libremente.

En realidad estos felinos, a diferencia de los perros, eran reservados y tímidos, ocultándose de las personas que pasaban. Como la población no entendía eso, empezaron a perseguir a los gatos negros, llevando casi a su extinción.

 

Los gatos negros y la peste

Con la persecución de los gatos negros, su población disminuyó notablemente y, por consecuencia, el número de ratas aumentó.

Estos roedores trajeron con ellos la Peste Negra, una epidemia que afectó a cerca de 25 millones de personas en Europa durante 3 años. Como las personas no sabían que la causa del virus era un parásito presente en las ratas, la persecución a los felinos continuaba y así: menos gatos, más ratas y, consecuentemente, más Peste.

 

Pequeño Científico, ¿crees que los gatos negros dan mala suerte o es sólo un mito?

Si quieres saber más sobre los hechos interesantes de la ciencia y nuestras novedades, está atento a nuestro blog.

 

Science4you

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *