¿Por qué nos quedamos con “piel de gallina”?

Pequeño Científico, seguramente ya has tenido esos escalofríos esporádicos y has notado que has quedado con “piel de gallina”. ¿Sabes por qué sucede esto? Nosotros te explicamos.

 

La piel del cuerpo humano se compone de 3 capas: epidermis, dermis e hipodermis. Cada una de estas capas es distinta y tiene funciones diferentes.
La hipoderme es la capa con el papel más importante en la reacción de la “piel de gallina”. Sus funciones son la alimentación y el intercambio calórico del cuerpo humano. En esta capa existen las glándulas sudoríparas, tejido adiposo, los folículos pilosos y una musculatura fina. Cuando esta última se contrae, provoca la elevación de los pelos del cuerpo que, por consecuencia, causa la famosa “piel de gallina”.

 

¿Sabías que también llaman a la queratosis capilar “piel de gallina”?

La queratosis capilar es un problema estético, pero de condición benigna, de origen genético. Esta “piel de gallina” surge como consecuencia de los tampones formados por la queratina, que es una proteína de la piel, en los folículos pilosos.
Pueden surgir algunas lesiones elevadas de la piel, a las que se da el nombre de pápulas. Estas pueden ser de color rojo, color café o violeta. Estas lesiones pueden surgir en diversas zonas del cuerpo como espalda, brazos, cara y muslos.
La queratosis capilar no presenta síntomas. En algunos casos, puede estar presente durante largos períodos de tiempo o hasta una vida.

 

Curiosidad

La “piel de gallina” no ocurre solamente cuando estás con frío, hay ruidos, por ejemplo pasar la tiza en una pizarra, que nos provocan escalofríos. De acuerdo con un estudio realizado por la doctora Yael Adler se cree que nuestra piel es capaz de “oír” en zonas como la nuca, manos y principalmente en los tobillos. En este estudio fue posible observar la capacidad de los participantes en identificar los sonidos que se emitieron junto a esa zona, incluso cuando estaban utilizando auriculares. Se concluyó también que si la zona en cuestión tiene pelo, la reacción es mayor que sin..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *