¿Por qué lloramos de risa?

Pequeño Científico, ciertamente que ya hubo momentos en tu vida en que te ríes tanto que hasta lloraste. Pero ¿por qué lloramos de risa si es un momento de felicidad y no de tristeza?

 

Los expertos apuntan varias explicaciones para el hecho de que algunas veces lloramos de risa, aunque aún no sea un fenómeno totalmente comprendido.

Una de las explicaciones es muy simple, lloramos porque estamos felices. Al reír, desencadenamos una reacción en el sistema límbico, región del cerebro que controla las emociones.

Una otra, un poco más compleja, es por ser una cuestión fisiológica. Algunas personas nacen con los nervios faciales distribuidos de forma inusual, por eso, cuando mueven la boca para reír, el conjunto de nervios que está ligado a las glándulas salivales estimula las glándulas lagrimales, haciendo que éstas empiecen a producir lágrimas, que se acumulan en el mismo lago lacrimal hasta transbordar.

El psicólogo Robert Provine de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos, tiene una teoría diferente.
De acuerdo con Robert, reír y llorar ocurre en momentos de alta tensión emocional y ambos sentimientos son comandados por la misma área del cerebro humano, pudiendo ocurrir ser producidos simultáneamente, cuando uno es estimulado.

¿Cuáles son los beneficios que la risa trae a la salud?

• Reduce el riesgo de enfermedades del corazón;
• Disminuye la presión arterial;
• Mejora la respiración. Cuando se ríe, la absorción de oxígeno por los pulmones aumenta. Con mayor ventilación pulmonar, el exceso de dióxido de carbono y vapores residuales es rápidamente eliminado, limpiando así los pulmones;
• Estimula los abdominales, contribuyendo así a la mejora de la digestión;
• Ayuda en la autoestima. Riendo mejora el humor, eleva la autoestima y mejora la auto-confianza.

 

¡Esperamos que hayas satisfecho tu curiosidad Pequeño Científico!
Si quieres saber más sobre hechos interesantes sobre ciencia y nuestras novedades, está atento a nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *